Gestionará Alcalde Mario López certificación de relleno sanitario, para accesar a recursos a fondo perdido

75

Se trabaja intensamente en su rescate; estaba convertido en tiradero a cielo abierto 

El alcalde Mario Alberto López Hernández reveló que en su visita al relleno sanitario constató importantes avances en los trabajos que se realizan para su rescate, lo que tiene como finalidad garantizar a los matamorenses que los desechos que se generan en la ciudad tendrán una disposición final adecuada, lo que a su vez, permitirá tramitar su certificación para conseguir recursos a fondo perdido.
En entrevista con representantes de diferentes medios de comunicación, el Presidente Municipal dijo que al momento el gobierno municipal ha invertido 7 millones de pesos en los trabajos para su rescate, ya que estaba convertido en un basurero a cielo abierto con montañas de basura que superaban las 600 mil toneladas.
En ese sentido explicó que con esa gran cantidad de basura, Matamoros estaba recibiendo todos los embates de insalubridad, a causa de que los vientos son fuertes y las corrientes de aire del sur estaban afectando la salud de las familias, sobre todo cuando se incendiaba. Por ese motivo destacó que desde el primer día de su gobierno se realizan trabajos en el lugar, para lo cual se habilitó una celda para el deposito adecuado de esa impresionante montaña de basura, “la cantidad que nos queda por depositar es mínima; en los próximos meses habremos de terminar los trabajos y entonces podremos decir que estamos cumpliendo con la normatividad que marca la SEMARNAT”.
Cuando eso suceda explicó el Alcalde López Hernández, estaremos buscando la certificación para accesar a recursos del Gobierno Federal, que serían aplicados en camiones recolectores, excavadoras y todo aquel material que permita que el relleno sanitario siga funcionando conforme a la normatividad.
De acuerdo a la información que el Presidente Municipal recibió de los responsables del relleno sanitario, la celda en la que se está depositando la basura que se genera en Matamoros y Valle Hermoso aún tiene capacidad para un año y medio.
Sin embargo agregó, se habilitarán las celdas que sean necesarias para garantizar a las familias que los desechos que se generan tienen un depósito final adecuado, evitando con ello, la insalubridad que se encontró al inicio de esta administración.
El relleno sanitario que se ubica al sur de Matamoros tiene una vida útil de entre 25 y 40 años; lo que significa que las próximas administraciones municipales deberán gobernar con conciencia y cultura de protección del medio ambiente como lo está haciendo este gobierno.